Presentación

Audrey y Cyril andaban de mochileros por Venezuela cuando se quedaron totalmente enamorados de este pueblito de pescadores. Se fascinaron con las islas y la vida increíble que encontraron buceando.

Los orientales y “la vida loca” de esta parte de la costa les determinaron a comprar una posadita.